|| ¿Quienes Somos? || Servicios || Proyectos || Boletín || Links Contáctenos
 
 
La necesidad de una mejor comprensión de la Persona Adulta Mayor
por parte de los hijos
 

¿Cómo habremos pensado la vejez los humanos? O tal vez no pensamos en ella porque es una etapa de la vida donde todo ser humano no quisiera llegar, pero el termino de la vida va precedido por la vejez, y además es inevitable.

Tal vez por esto es que no nos ocupamos de cuidarnos en salud y procurarnos una vejez saludable. Eso significa que llegamos en una gran mayoría con varias enfermedades crónicas y condiciones susceptibles de riesgos para la vida, es decir, nos convertimos en ciudadanos frágiles o con riesgos.

Es por ello que la función de los hijos en esta etapa de la vida no puede ser solamente ser proveedores de condiciones materiales (los que la pueden dar), es decir, alimentos, ropas y un techo. Es necesario que lo que nos hace humanos se fomente también, me refiero a las relaciones sociales, los vínculos familiares.

Es cierto, que en su gran mayoría los hijos forman sus familias, parten de la casa de los padres, a crear una nueva familia nuclear. Pero es deber de los hijos no olvidar que son un engendro de una familia nuclear anterior a la cual deben respeto y obligaciones como para con su nueva familia en formación.

Hay que lograr que los elementos de cuidados y atención materiales se enriquezcan con acciones afectivas y de comprensión.

Comprensión porque los mayores llevan en su historia el peso de las enfermedades, culpas, dolores y recuerdos de pérdidas anteriores. Los hijos vienen a fomentar la familia, y es un ejercicio también difícil. Posiblemente la gran mayoría de los mayores Costarricenses, tienen bajos niveles educacionales y culturales, pues son los que forjaron los inicios de la historia del país, con las recogidas de café y trabajos en las bananeras, o de empleadas domesticas; esto hace que hubiera poco tiempo para los hijos, y esto los hijos a pesar del reclamo sepan comprender para que no se sumen a los efectos negativos de la vejez, recordando situaciones pasadas, sino que traten de armonizar el presente con el sacrificio de los padres, y el presente donde una gran parte ha logrado lo que es por medio de ambos esfuerzos.

Las nuevas generaciones tienen el deber de respetar a los mayores para forjar en las nuevas generaciones nuevos valores de respeto y camaradería intergeneracionales. Así como fomentar un desarrollo integral en los hijos (nietos) donde el cariño y la comprensión sean banderas que permitan enaltecer el amor familia, lo cual forma parte de los grandes valores cristianos fomentados por la sociedad Costarricense.

 
 


Vejez que no es castigo.
es presea, es trofeo
ganado en el maratón
de la experiencia que se
acumula con orgullo
de ser un archivo
de recuerdos y satisfacciones
que la juventud no tiene;
y que es una fuente
donde corre la sabiduría
adquirida con el paso de los años.

En cada anciano debería
de prevalecer una sonrisa
de triunfo y una corona
de gloria, para poder llevar
con altivez ese cansado rostro
surcado por el tiempo
y que vale oro, y esos vivaces ojos
que tienen destellos de colores
teñidos por el tiempo
que la vida les designó.

Para que algún día puedan musitar como el poeta
?Vida nada me debes...
vida estamos en paz?.

Del libro:
En el Alarido de lo Inmarcesible


 
Asociación Cartaginesa de Atención al Ciudadano de la Tercera Edad. ASCATE.
 
“Por una mejor, completa y permanente educación en la adultez mayor”
 
 
 
Diseñado por www.diprog.com
Tel.: (506) 2551-9504 | Fax: (506) 2591-4012 | E-mail: ascate@racsa.co.cr
Derechos Reservados ASCATE, 2005 - 2010

Si no logra ver adecuadamente el correo visite el siguiente enlace http://www.ascatealzheimer.org