|| ¿Quienes Somos? || Servicios || Proyectos || Boletín || Links Contáctenos
 
 

El papel de la estimulación multisensorial en el
desempeño cognitivo de la Persona Adulta Mayor

     

La valoración geriátrica integral presenta en la actualidad un aspecto muy importante: la valoración de la capacidad funcional del individuo; entendiendo ésta como la intersección de las esferas física, psíquica y social, así como la capacidad del individuo para adaptarse a los problemas cotidianos pese al padecimiento de alguna disfunción física, psíquica y/o social (aspecto ecológico de la medicina moderna). La funcionalidad no sólo depende de la situación física, sino que está altamente relacionada con la función cognitiva y psicológica. (Durante Pilar; Pedro Pilar, 1998).

Según la Organización Mundial de la Salud, la mejor manera de evaluar a la Persona Adulta Mayor (PAM) es por medio de la valoración de su funcionalidad, lo que quiere decir que la realización adecuada de las Actividades de la Vida Diaria por parte de la PAM significa, que a nivel cognitivo existe un desempeño favorable para desenvolverse en un ambiente determinado, así como la existencia de capacidad para la resolución de problemas.
a

 

Debido a lo anterior, la estimulación en la PAM por medio de la terapia física como parte de la estimulación multi-sensorial, contribuye no sólo a la prevención del deterioro cognitivo (Trastornos de memoria y otras áreas), sino que en caso de ya existir, ayuda al mantenimiento de funciones o a enlentecer el deterioro. La estimulación sensorial ayuda a que se desarrolle la agudeza perceptiva, así como la mejora en el registro de la información que proviene del exterior.

En enfermedades tales como las demencias, enfermedad de Parkinson, depresión, traumatismos craneoencefálicos, se observa un deterioro (de variable severidad) de las funciones cognitivas, las cuales conllevan a limitación importante de la funcionalidad y viceversa.

El envejecimiento se asocia con cambios a nivel sensorial que alteran la percepción de las variaciones en el entorno de la persona. Por lo que desde el punto de vista de la fisioterapia, es necesario valorar los efectos que causan los déficit perceptivos y cognoscitivos en la funcionalidad de la PAM, más que el déficit en sí, debido a esto la intervención fisioterapéutica incluye la estimulación sensitiva y motora para aumentar la capacidad cognitiva y por ende la funcionalidad.

A este tipo de terapia se le conoce como multiestimulación. Su fundamento neurobiológico es la plasticidad cerebral, que es la capacidad cerebral para cambiar de manera favorable tanto su funcionamiento como su estructura por efecto de estimulaciones adecuadas y continuas en el tiempo. Un entorno lleno de múltiples estímulos puede modificar el número y distribución de las sinapsis (conexiones entre neuronas), así como una reorganización de los recursos residuales que están disponibles en la persona. La PAM por tanto se ve beneficiada si los estímulos que se le presentan son variados y diversos, pues esto favorece que logre desarrollar agudeza perceptiva y mejore el registro de la información proveniente de su entorno.

 
Realizar ejercicios, recreación al aire libre, bailes y charlas amigablemente alegre, favorece un envejecimiento saludable, así como su independencia para la vida cotidiana.
 
Elaborado por: Licda. Ana Carolina Mora Mora
Fisioterapeuta AS.CA.TE.

En colaboración con: Dr. Sellek
Médico AS.CA.TE.
 
 
 
Diseñado por www.diprog.com
Tel.: (506) 2551-9504 | Fax: (506) 2591-4012 | E-mail: ascate@racsa.co.cr
Derechos Reservados ASCATE, 2005 - 2010

Si no logra ver adecuadamente el correo visite el siguiente enlace http://www.ascatealzheimer.org